26 de Septiembre, Día de la Bandera del Ecuador

El 26 de septiembre de 1860, el doctor García Moreno adopta el Tricolor Gran colombiano y el Viejo Luchador, Eloy Alfaro, el 7 de noviembre de 1900, auténtica y nacionaliza nuestra Bandera con los colores amarillo, azul y rojo en franjas horizontales, con una latitud doble de estos colores y su uso oficial con el Escudo de Armas en el centro del Pabellón.
Posteriormente, desde 1955 se estableció el 26 de septiembre como Día de la Bandera Nacional.
El Congreso Nacional en su artículo pertinente, señala: “El Pabellón Nacional será, sin alteración alguna, el que adopte el Ecuador desde su proclamación de independencia, cuyos colores son: amarillo, azul y rojo en listas horizontales, en el orden en que quedan expresados de superior a inferior, debiendo tener la franja amarilla una latitud doble a las de los otros colores”.

Significados

Predomina la sensibilidad cívica, el sentimiento de Patria y un americanismo basado en las glorias independentistas.
Se fortalece su simbolismo con el amarillo que se refiere a América, el azul al Atlántico que une Europa con nuestro continente y el rojo que representa la Madre Patria. El amarillo concentra las riquezas de nuestro suelo; el azul el océano y el rojo la sangre derramada por nuestros héroes.
En sus colores nace el trabajo y la espiga, los anhelos por sembrar la luz y la abundancia. Todo es amarillo en el ecuatoriano que vierte su esfuerzo por engrandecer a la Patria, revistiéndola de progreso. Cuando el corazón arde de civismo, el cuerpo de la Patria tiene mirada de antorcha para consolidar a las hermanas repúblicas de América.
Sobre los ríos nacen almas que fecundan la tierra impidiendo que el cielo sea negro. Las llanuras azules nos hacen señas desde siglos y el rojo señala el esfuerzo y la mirada de Alfaro hirviendo de esperanza.

 

Nota: Cortesía de LA HORA Loja

 

 

2 Comments