Reflexiones sobre el Compléjo Arqueológico “Pumapungo” de la ciudad de Cuenca

.

El día martes 19 de junio del 2012, invitado por el Ministerio de Cultura de Ecuador y con el auspicio de la Comuna “Dominguillo” se asistió al edificio donde funciona la Dirección Provincial de dicho ministerio, que es en el Museo “Pumapungo” (Banco Central del Ecuador), en la ciudad de Cuenca para la socialización de proyectos de carácter internacional, en el ámbito cultural.

Vale recordar o hacer conocer a nuestros lectores que “Pumapungo” a más de tener un museo posee también un complejo arqueológico y reservas flora-faunísticas, siendo un verdadero placer encontrarse con ambientes naturales y culturales en medio de esta ciudad, declarada por la UNESCO como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, más como persona ajena a esta ciudad, que me gusta el quehacer cultural y por la experiencia sobre la temática permítanme analizar y brindar algunas reflexiones para conocimiento de nuestros lectores, las mismas que también quedarían como sugerencias para los administradores de este bien cultural:

Notas para el conocimiento del bien

  • Hubo un verdadero desconocimiento del patrimonio cultural por parte de quienes fueron los mentalizadores de la construcción de la infraestructura para que funcione el colegio Borja, porque hace cerca de 60 años construyeron una gran estructura sobre las ruinas de las cimientes culturales de la hoy ciudadanía azuaya.

  • En 1970 aproximadamente, el Banco Central del Ecuador adquiere los terrenos y estructura donde funcionaba este colegio Jesuita para tratar de conservar el recinto arqueológico, pero con tal ignorancia que sobre este complejo construyeron el edificio para el funcionamiento de esta institución monetaria del Estado.

  • Lo que se ha podido recuperar del complejo arqueológico, en su gran mayoría está conservado, aunque no es menos cierto que hay dos infraestructuras que no van con la filosofía del bien, uno es la fachada del colegio a la que urgentemente deben demoler y otra es seguir manteniendo una ladrillera construida con recursos arqueológicos donde ignorante y ufanamente se recuerda a los visitantes que ahí se construyeron los ladrillos para construir el colegio, que hoy para quienes apreciamos estos bienes, el horno y el colegio no constituyen sino, monumentos a la ignominia.

  • El bien patrimonial posee una reserva de flora importante, reconstruida con productos de la flora autóctona del sector, más no es menos cierto que las aves que poseen bajo cautiverio, lindos en su contextura pasan tristes por el encierro, porque pese a la hermosa estructura que poseen no deja de ser ese, un estrecho cautiverio; los ambientalistas deberían crear un plan de manejo y tratar de brindar un espacio comunitario que esté más acorde a su vida socio-natural.

 

Econ. Oscar Mendoza Granda Mg. Sc.

.

Plano del complejo Pumapungo, nótese que en medio de la infraestructura arqueológica están construidos el Colegio Borja (03) y el Banco Central del Ecuador (01)

El estudio del arqueólogo Max Ule determinó la ubicación de la Cuenca, pre-inka e inka, (Guapdondélig – Tomebamba)

Un bien arqueológico que comparte espacio con la modernidad

En el lado derecho planta de quinua a la izquierda yuca y más atrás chocho.

Posando en un verdadero oasis, ubicado en el centro de la ciudad

Plantas nativas

JOYAS DEL MUSEO

Máquina de escribir del siglo XIX y ustedes se quejan que su laptop esta viejita

Calculadora de a mediados del siglo XX, no serán como Quico y saquen su calculadora científica en “4 D”

Réplica de una carabela española del siglo XV, de tres astiles.

.