https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=TWf9KrInXCw
Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

Realidad y reflexión sobre la migración

.

Se denomina migración a todo desplazamiento de la población que se produce desde un lugar de origen a otro destino y lleva consigo un cambio de la residencia habitual en el caso de las personas o del hábitat en el caso de las especies animales migratorias. Las migraciones de seres humanos la estudia la Demografía y a las especies animales se estudian en el campo de la Biogeografía y Ecología.

La migración humana presenta dos enfoques: el de la emigración, desde el punto de vista del lugar o país de donde sale la población; y el de la inmigración, desde el punto de vista del lugar o país a donde llegan los “migrantes”.

Grato fue recibir un pequeño análisis de un compatriota (de la provincia de Loja) radicado en los Estados Unidos llamado Luis Bravo M.; el mismo que nos hace reflexionar sobre esta temática, textualmente lo transcribo:

“Para los que radican en Estados Unidos Europa u otras partes de la tierra, el volver a casa y regresar con un capital para poder poner un negocio en sus tierras, es el tema más común que se dialoga entre amigos o familia. Para ellos “Gringolandia” es un compas de espera; un asilo provisional donde se preparan para regresar como triunfadores a sus pueblos y para poder compartir el botín con sus familiares. Las dificultades y atropellos que viven acá junto con el racismo del cual son víctimas en numerosas ocasiones, no son más que una motivación para seguir trabajando duro, juntar unos dólares y con el tiempo regresar a vivir una vida más tranquila en sus países de origen.

Esto es lo que normalmente hemos escuchado con el paso del tiempo pero es esto real? Al parecer la realidad es otra: El indocumentado en su mayor parte decide quedarse en el extranjero por voluntad propia a pesar de los atropellos, ya que aun con todas las dificultades que experimenta, sabe que acá puede obtener cosas que en su tierra ni en sueños podría conseguir pues en la mayoría de los casos, el inmigrante ilegal posee un perfil muy bajo.

Al ver este panorama visualizo “la Jaula de Oro” como una prisión que tiene la puerta abierta. Me imagino a un ave que sacrifica su libertad por la seguridad que le provee una jaula que tiene todo lo que él necesita. Siempre podrá regresar a su hábitat natural puesto que no hay candados que le aprisionen. Sin embargo a esta ave ya se le ha olvidado vivir afuera de la jaula; ahora es un extraño en su propia tierra. Vive añorando en regresar al campo que lo vio nacer, pero esta vez solo de paseo; ya no para quedarse.”

Muy buena la reflexión estimado amigo Luis; más para observar un poco más sobre esta dura realidad que tienen que realizar los indocumentados en la agreste frontera norteamericana les brindo el presente video:

Econ. Oscar Mendoza Granda Mg. Sc.

.

.